Marketing digital para PyMEs. 4 formas de hacerlo.

Marketing digital para PYMEs: ¿merece el esfuerzo?

Cuando una persona está al frente de un pequeño o mediano negocio muchas veces ocurre que la supervivencia es el objetivo principal, por lo que invertir en gastos más allá de los estrictamente necesarios para seguir funcionando, puede resultar una verdadera misión imposible.

Entonces  ¿vale la pena invertir en marketing digital para PyMEs?

Y si así fuera, ¿qué debieran tener en cuenta las PyMEs?, ¿en qué es aconsejable invertir?

Te presentamos algunos consejos sólidos y reales que pueden funcionarte específicamente si tienes un pequeño negocio.

¿Es necesaria la asesoría en marketing digital?

El marketing digital se diversifica y profundiza cada vez más. No obstante sigue siendo asequible para los medianos y pequeños negocios, por lo que el primer buen consejo podría ser contratar a una persona ya especializada o incluso, nombrar a alguien que ya pertenezca a tu staff y procurar su especialización en el área.

Una PyME no solo debe estar en el mundo online para ser visible. Debe buscar conversiones y por tanto, generar oportunidades reales para generar clientes.

NO EXISTEN RECETAS UNIVERSALES.  Se debe realizar un análisis de cada caso en particular.

Mencionado lo anterior ¡vamos al punto!

Estrategias en marketing digital para PyMEs

Como ya señalamos, no hay recetas únicas en marketing digital para PyMEs, entonces ¿qué hacer en cada caso? Empecemos…

1) Contenido. La mejor estrategia.

La búsqueda orgánica en motores de búsqueda como Google, es la principal fuente de tráfico online.

Pensar en tu audiencia al momento de crear contenido será la opción más acertada.  Con esto lograrás asociar tu marca con la temática que trates.

¿Cuándo funciona la estrategia de creación de contenidos?

Cuando tu nicho NO es muy competido en la creación de contenidos.  Puedes comprobar fácilmente haciendo unas cuantas búsquedas en Google sobre tu tema. Si ves miles y miles de resultados en cada búsqueda relativa a tu nicho, probablemente dedicarte de lleno a esta estrategia puede no ser la mejor opción.

Ten en cuenta lo siguiente. Por más que tu producto o servicio sea bien conocido, si carece de buenos resultados en Google, entonces tienes un chance.

 

2) AdWords. Aprovechar Google pero pagando…

Los anuncios de Google son el segundo camino a conseguir tráfico a distintos sitios.

Ventaja: puedes llevar visitas rápido a tu sitio.

Desventaja: que hay “pasar por caja”

Invertir en esta alternativa sugiere un costo variable.  Puedes pagar desde cantidades muy bajas hasta varios dólares.

Otra desventaja es que no es tan simple de implementar como los anuncios de Facebook, requiere un poco más de preparación.  En Youtube podrás encontrar excelentes tutoriales y cursos para poder familiarizarte con la herramienta, de lo contrario, también puedes buscar los servicios de alguna agencia.

¿Cuándo funciona la estrategia de anuncios AdWords?

Cuando tu nicho es muy competido para destacar con contenidos orgánicos, pero sabes que hay muchos usuarios usando Google para hacer preguntas sobre él

 

3) Facebook ads. La opción más sencilla actualmente.

Facebook es una buena opción para insertar anuncios ya que cuenta con una herramienta muy sólida en segmentación y por ahora, los costos son relativamente baratos.

Dentro de las desventajas están que las conversiones no son tan altas como podrías soñar (son mejores los de Google) y por otro lado debes tener muy buen conocimiento de tu mercado a fin de poder hacer bien la segmentación en el administrador de anuncios.

¿Cuándo funciona la estrategia de anuncios en Facebook?

Cuando tu público es usuario frecuente de Facebook, especialmente también cuando tienes un producto muy visual o trendy.

¿Cómo vender por Facebook? – 6 consejos express!

4) Hacer e-mail marketing.

Aunque no lo creas, el e-mail es la tercera fuente de tráfico cualificado y ventas online.

Construir una base de datos para enviar un newsletter puede ser una muy buena opción.

Procura que el newsletter no sea simplemente promocional, incluir algo que le interese a tu usuario, como artículos, un estudio, un análisis de caso, un video, etc. Puede marcar la diferencia entre leer tu mensaje o enviarlo directo a la Papelera.

IMPORTANTE: no abusar del e-mail marketing! Nadie quiere cien mensajes promocionales en su bandeja de entrada.

¿Cuándo funciona la estrategia de e-mail marketing?

Casi siempre, pero ten en cuenta que el uso del e-mail se incrementa con la edad.  Será una estrategia más efectiva cuando tu público no se solamente adolescentes.

 

¿Tú qué crees?  ¿Conoces o utilizas otras estrategias? Compártelas en los comentario!

Si conoces a alguien que también le pueda ser útil este post, comparte!  🙂

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *